Redistribuir la Riqueza al Parlamento.

Las razones de mi voto

Hoy si alguien en la izquierda hace una crítica a Unidos-Podemos rápidamente se te acusa de “sinvergüenza, de hacer el juego al PSOE neoliberal y de atacar a la izquierda posible”. Por que ya no hay otra, todo se ha de someter a la “gran oportunidad”, todo se ha de desnaturalizar en aras de que por fin el “gran líder” asuma la dirección del pueblo, aunque lo de salir de la OTAN, como con el PSOE, tampoco, lo de la renta garantizada tampoco, lo del salario mínimo… rebajado, lo del máximo (Alberto) olvidado, y lo del derecho a la secesión de Cataluña en primera línea… Es como si…. Estando, como estamos, contra la pena de muerte ¿propondremos un referéndum por si queremos aprobarla?…. Si, es una burrada pero puestos a decir burradas…

Pues bien aunque sea tildado de traidor  me mantengo en mis posiciones ya explicadas en otras elecciones. No, no me fío de los lideres de “En Comú Podem”, no me fío de los que están en los puestos elegibles de sus listas, venderán a la mayoría de sus votantes si el tema debatido es la “República Catalana”. No me fío de Pablo Iglesias Turrión y su cohorte, motivos tengo A todo ello se suma un cierta sensación de estafa. Eso de ser “la sonrisa de los pueblos” (en Cataluña) o “la sonrisa de un país” (en el resto de España), pues que no, que no puedo estar sonriendo y tener a un general otanista cantando las bondades imperiales.

En fin, que contra viento y marea homogenizadora de la izquierda sentimentaloide y de las sonrisas, prefiero apretar los dientes y gritar que lo que hay que hacer es Redistribuir la Riqueza. Cada cual tiene sus opciones y en la izquierda no hay una sola como ya explique no hace mucho: unidad si, pero ¿para que? Quien vota en conciencia, ni traiciona ni se traiciona.

Por eso mi voto va más allá de un plan de emergencia social, que si, que también es necesario, pero necesitamos repartir la gran riqueza que España tiene, mal repartida eso si y en manos de uno pocos, hay que subir los salarios, garantizando un mínimo de 1.000€ mensuales y un máximo de 10.000€. No es un imposible, digan lo que digan los economistas mediáticos a sueldo (a buenos sueldos de más del 10.000€, ¿Qué van a decir ellos?). Que  es necesario que las grandes empresas y los bancos paguen; por que pagar un 3 o un 5% es un regalo, que lo del impuesto de sociedades es un chiste para ellos y solo cumplen las pequeñas empresas y los autónomos (esos a los que tanto hacen la pelota en periodo electoral). Nosotros pedimos que las grandes paguen el 50% del impuesto de sociedades, pero la verdad es que si pagaran lo que les toca actualmente (el 35%) ¿de que recortes sociales estaríamos hablando? Con los recortes sociales en Sanidad, Educación, desregularización laboral, pensiones, etc. lo que estamos haciendo los españolitos de a pie es engordar los beneficios de las oligarquías políticas y económicas, por que van juntas de la mano.

Es evidente que nuestro sistema electoral es una estafa y una deformación de la voluntad popular con el fin de asegurar la hegemonía social, cultural y política de las citadas oligarquías y por ello el derecho a la información que está en la Constitución es restringido por la Junta Electoral Central en sus resoluciones. A ello se une el interés de los medios de comunicación, con  fuerte concentración en su accionariado, de diseñar una transición donde cambien los actores y se mantenga un sistema bipartito que garantice dicho control. Hablo de los grandes medios públicos y privados.

Por eso Recortes Cero – Grupo Verde no tiene presencia en los medios y esto hace que el nivel de conocimiento sobre nuestras propuestas sea ínfimo. Somos una amenaza al “estatus quo”, es decir al sistema de poderes actual, a la llamada partitocracia origen de toda la corrupción que tanto se echan en cara entre ellos.

La nuestra es una seudo-democracia que ha incrustado en la mente de los ciudadanos la idea del voto útil como la forma de desincentivar el voto en conciencia. Una forma más de concentrar el voto en partidos del régimen.

Llama la atención que tras medio año de incompetencia legislativa y gubernamental las perspectivas electorales (según encuestas) sean repetir resultados. El sistema democrático español ha tenido una rápida evolución hacia la apatía electoral. El descreimiento en la clase política va acompañado de una incapacidad de rebeldía por parte del electorado. Ciertamente existen cambios de voto (la suma de votos de IU  y Podemos confirma el injusto sistema electoral ya que con porcentajes similares la consecución de escaños es radicalmente distinta) pero si esos cambios de actores (partidos) no se traducen en un cambio en las reglas de juego (ley electoral) nos abocaran a un nuevo bipartidismo, donde las oligarquías tan cómodas se sienten.

Es pues, insisto,  preciso separar la elección de las cámaras legislativas del sistema de configuración del ejecutivo. El legislativo ha de ser fiel reflejo de la voluntad popular y el gobierno debe basarse en un sistema mayoritario refrendado por la ciudadanía.

Mientras tanto reclamo mi derecho a no ser utilitarista a la hora de emitir mi voto. Es pues un voto en Conciencia a Recortes Cero – Grupo Verde.

Vicente Serrano

Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista y candidato número 5 por Barcelona de Recortes Cero – Grupo Verde

Barcelona, 19 de junio de 2016

Publicado en Crónica Popular

Be the first to comment on "Redistribuir la Riqueza al Parlamento."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*