Unidad de la izquierda. ¿Para qué?

¿Existe un verdadero deseo de acabar con el bipartidismo? O ¿tan solo se aspira a sustituir los actores?

Para acabar con el bipartidismo es preciso cambiar el sistema electoral. Los que apuestan por los sistemas uninominales o por listas abiertas esta claro que su deseo es caminar hacia un sistema mayoritario puro. ¡Vistan la propuesta de seda o de satén!

Para acabar con el bipartidismo hay que acabar con el sistema de circunscripciones provinciales. Solo un sistema con reparto de escaños en circunscripción única asegura el fin del bipartidismo y de la partitocracia.

¿Qué propone el pacto de Podemos e Izquierda Unida respecto a la ley electoral?

22. Reforma del sistema electoral

Corrección de los factores que provocan la desproporción y la desigualdad del voto en España (circunscripción, magnitud, barrera y fórmula), orientada a garantizar la igualdad real del voto de todas las personas.

Apunta pero no concreta, le falta valor para proponer una circunscripción única. ¿Será por que espera beneficiarse a la larga del actual sistema? ¿Maquillaje o rotundidad democrática?

¿Es un matrimonio de conveniencia o es un proceso de unificación de la izquierda?

Más allá de las criticas de sectores de IU sobre las carencias del pacto no podemos calificarlo de frente de izquierdas, frente popular o frente amplio. Es más el resultado de tácticas complementarias para suplir deficiencias de cada una de las organizaciones que lo forman.

Tras constatar que el asalto a los cielos desde la egolatría mesiánica no se daba, a pesar del apoyo mediático inicial (algún día habrá que estudiar los apoyos iniciales y su posterior retirada , ¿o no?), Podemos necesita compensar la prevista sangría de votos tras su obcecación con el “derecho a decidir” e Izquierda Unida, aunque con mejora de perspectivas, necesita afianzar escaños que le hurta el sistema electoral español (tan tramposo él y tan poco denunciado). Es decir Unidos Podemos es el resultado de hacer de la necesidad virtud, pero no ética. Es en todo caso un pacto pragmático que salva los muebles pero no asegura, ¿o si?, el deseado “sorpasso” del PSOE.

A mi modo de ver en todo caso asegura un intento de sustitución de los dos partidos políticos que disfrutaban del duopolio electoral hasta la fecha (PP y PSOE), complementado al otro lado la jugada Ciudadanos laminando al PP.

Quien soy yo para decir que el sistema, el sistema capitalista, no es capaz de reinventarse a si mismo. Si fue capaz de asimilar otros movimientos contestatarios y hacer dinero de ello ¿Por qué no con la política?

Por otro lado algunos, que hasta hace poco despreciaban a su nuevo partner, acaban de redescubrir el dogma de la unidad de la izquierda al cualquier precio. No importa ya que se traspapele la República española o el federalismo; no importa devaluar los objetivos sociales; no importa que el programa se olvide que seguimos en la OTAN o que siguen sin cumplirse las condiciones del referéndum para entrar (estamos en la estructura militar, no se han desmantelado la bases americanas y se sabe que hay armas nucleares en territorio español), no importa que se trocee la soberanía nacional. Y si, si que importa. O al menos a mí y a otros muchos nos importa.

“Renunciad a presentaros”. Los buenos amigos y miembros de la asociación que presido (que militan en el acuerdo) me lo han planteado desde el respeto, pero otros lo ha hecho desde la acusación de traición. Quieren una sola candidatura de izquierdas frente a otra de derechas ¿eso no es el bipartidismo?

Pero es que “Recortes Cero – Grupo Verde” se presenta a las elecciones con un programa claro, clarito; telegráfico: Redistribuir la Riqueza, Salario mínimo 1.000€, máximo 10.000€, OTAN No y Bases fuera, creación de una Banca Pública a partir de las cajas rescatadas, fondo para el empleo de 100.000 mill.€, subir impuesto de sociedades a grandes empresas y oligopolios y el IRPF a las grandes fortunas, revertir recortes en educación, sanidad, dependencia, ciencia y cultura, moratoria de la deuda y su auditoría. En España hay riqueza pero mal repartida. Y además defendemos la unidad de España y de sus trabajadores, la soberanía nacional frente a la Troika y el FMI, y el TTPI no gracias, y como guinda estamos por un desarrollo medioambiental sostenible.

Somos pequeños pero estamos creciendo. Renunciar a nuestro programa es inviable y hacerlo cual vasallaje a su ignorancia un suicidio. Queremos presencia política para tener voz en el parlamento. Serán los votantes quienes decidan si estamos o no, ¿o no?

Última reflexión. Ciertamente un sistema electoral tan tramposo como el que sufrimos los españoles condena a candidaturas como “Recortes Cero – Grupo Verde”, que tiene candidaturas en las 52 provincias, a la invisibilidad. Para los medios de comunicación solo habrá cuatro candidaturas, cuando la realidad es que hay dos más con presencia nacional y una es la nuestra. Un sistema que premia a opciones que se concentran en pocas provincias tanto mediaticamente como en el resultado electoral. Con un sistema electoral justo “Recortes Cero – Grupo Verde” obtendría representación en el Congreso.

Otro gallo nos cantaría si todos debieran recoger los avales, si todos partiéramos de la igualdad en los medios de comunicación, si los gastos de campaña estuvieran limitados por ley, si si … la democracia fuera tal.

Seguiremos intentándolo por coherencia política y para que la redistribución de la riqueza entre en el parlamento.

Vicente Serrano

Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista

Candidato nº 5 en la lista de “Recortes Cero – Grupo Verde” por Barcelona

Barcelona, 29 de mayo de 2016

 

Be the first to comment on "Unidad de la izquierda. ¿Para qué?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*