‘Ejecución sumaria’, una historia real

El pasado 11 de junio, Alternativa Ciudadana Progresista presentó con la colaboración de El Viejo Topo, la novela Ejecución Sumaria. En la mesa, su autora: Lidia Falcón; el editor: Miguel Riera; y yo mismo. Tras una breve introducción por mi parte sobre los problemas que acucian a la Lidia Falcón y Miguel Riera, durante la presentación del libro de la primera, 'Ejecución sumaria' (foto: José Sánchez).sociedad española, Riera tomó la palabra para presentar la obra iniciando una suerte de entrevista a Falcón que convirtió la conferencia en un acto ameno y estimulante intelectualmente.

Difícil resumir en unas líneas las intervenciones, destacar, eso sí, la apuesta de Lidia por la ficción como medio de crear memoria social, tradición prácticamente inexistente en España sobre los tiempos de la Transición y los previos a esta. Trufó de hechos reales sus siempre lúcidas intervenciones. Son los mismos, siguen siendo los mismos los que detentan el poder, en el franquismo y ahora; ¡es la memoria lo que nos falla! Martín Villa, Duran Farrell, Fraga y tantos…

La ejecución de Puig Antich es la disculpa para contarnos una ficción que rebosa historia real, que nos permite entender esos años previos a la Transición y cómo se configura. Y la denuncia clara de la traición de la dirección de la izquierda a sus propios postulados, y a su militancia, ya antes de la muerte de Franco.

Importante su teoría sobre la mujer como clase social desde un análisis marxiano, en tanto que clave de bóveda del sistema de producción capitalista. Criticó que los cálculos de PIB ignoren la contribución de la mujer como generadora de riqueza; trabajo no remunerado y no reconocido imprescindible para el sostenimiento del sistema productivo. El salario pagado por el capital no solo se apropia de la plusvalía generada por el trabajador, si no también por todo el trabajo de la mujer en casa. Es inadmisible que la mujer que trabaja en el hogar sea considerada en la contabilidad nacional como inactiva. Nos recordó a Engels, que en su obra El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado afirma que en la familia el hombre es el burgués y la mujer la trabajadora.

El turno de palabras fue enriquecedor, controversias incluidas. Inevitablemente e inducidos por mi pregunta a Riera acabamos volviendo de forma natural a la realidad que hoy sufrimos. Miguel distinguió dos escenarios aunque interdependientes, Cataluña y el resto de España. Sobre nuestra Comunidad Autónoma, sus previsiones son de una sociedad que va camino de una frustración colectiva, de uno y otro signo. La secesión es inviable y los políticos están arrastrando a la sociedad a la bipolaridad con graves consecuencias si no se rectifica. Mas debería dimitir pero prefiere una huida hacia adelante y por tanto una radicalización identitaria de todo signo que solo puede traer el colapso y la confrontación etnicista en Cataluña.

Sobre el resto del país la situación social, económica y política es igualmente terrible y miran hacia nuestra Comunidad Autónoma sin entender que las ideas que expresan nuestros políticos no reflejan la el pensamiento de la ciudadanía catalana. Sobre España en su conjunto entiende que solo un colapso del sistema, que se sustenta sobre una monarquía que alimenta un régimen corrupto, nos permitiría entrar en la tercera república. También apuntó la idea de salir del euro con un proyecto europeísta pero desligado del actual proyecto neoliberal.

Lidia nos animó a luchar por la república, pero no al estilo de la italiana, la alemana o la francesa. Habló de recuperar la nuestra, la república social, de los derechos de los trabajadores, de la igualdad de la mujer, etc. Pero eso no sería el fin sino el principio para un camino hacia el socialismo. Gracias Lidia, gracias Miguel por vuestras valientes aportaciones. En una sociedad donde la intelectualidad de izquierda brilla por su ausencia, vosotros brilláis con luz propia.

Vicente Serrano

La voz de Barcelona, 13 de junio de 2013

Be the first to comment on "‘Ejecución sumaria’, una historia real"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*