Balanzas fiscales y reparto de la riqueza.

Tal vez va siendo hora de que ambos conceptos empecemos a analizarlos juntos para poder concluir juntos algo mas serio que la simple queja.

Recordemos que la función principal del estado en una democracia social es la redistribución de la riqueza entre los ciudadanos. Parece que ese objetivo se cumple muy mal en los últimos tiempos a tenor de los últimos informes facilitados por el Instituto Nacional de Estadística. El 20% de los españoles son pobres relativos (eufemismo para decir que tienen menos del 60% de la mediana de los españoles) y lo mas grave es que esa pobreza se concentra en las personas de la tercera edad. No es posible hacer grandes alabanzas al trabajo realizado con esta realidaZ señor Dapatero.

También es destacable donde se concentra la riqueza y donde la pobreza. No es que no haya ricos en Extremadura, que si; lo que hay es más gente con menos renta.

Buenos es recordar aquí que la función de los impuestos no es devolverlo en forma de servicio a quien los pago, es decir el que más pague no ha de tener mejor escuela para sus hijos o mejor sanidad o mejor transporte público. Esto es valido a nivel individual y a nivel territorial. Así pues la función de los impuestos es recaudar según los ingresos personales (indirectos y progresivos) o según el consumo (indirectos) y destinar esos ingresos para dar servicios a todos. Dicha distribución, como decía antes, no ha de ser un simple retorno de lo aportado sino lo necesario en cada caso. Mediante los “Presupuestos Generales del Estado” el Gobierno de turno ha de priorizar donde gastar el dinero de todos para corregir las diferencias entre ciudadanos, buscando una mejor redistribución de la riqueza y persiguiendo la igualdad real de todos.

Llama la atención que los ciudadanos que más aportan son los madrileños y los catalanes, 7.826 y 6.754 € de media respectivamente, y también están en la parte alta de ingresos per capita, es decir son territorios ricos y esta bien que sean deficitarios fiscalmente. Eso no quiere decir que no haya que realizar las políticas sociales en dichos territorios, pues recordemos que las medias son solo eso medias y la realidad es que hay exclusión social y marginalidad en dichos zonas, y también las inversiones necesarias para mantenerles en ese nivel de generación de riqueza. Es decir que si hemos de igualar que sea por arriba. Dentro de esas comunidades aportantes están también Baleares y Valencia.
Lo más llamativo de este análisis conjunto de “Balanzas fiscales autonómicas” y “Encuesta de condiciones de vida” es que las dos Comunidades de mayor riqueza en la tabla son Navarra y País Vasco y por lo tanto y bajo ese principio tan de izquierdas de la justicia social deberían ser deficitarias fiscalmente, pero nos encontramos con la sorpresa de que tienen superávit fiscal, es decir el resto de los españolitos les premiamos.

Un Estado Social y de Derecho ha de corregir las desigualdades entre sus ciudadanos y no puede aceptar en modo alguno que se generen privilegios por vivir en una zona u otra del territorio nacional.

La reforma constitucional que se necesita ha de contemplar esta corrección para que el sistema de financiación de las Comunidades sea el mismo para todos, es decir eliminar las excepciones forales de Navarra y el País Vasco y los articulados de los nuevos estatutos que limiten esa capacidad al Gobierno y al Congreso. El gasto público se ha de realizar atendiendo a las necesidades de los ciudadanos y al desarrollo de cada zona con la perspectiva de mejora, sin dejar de hacer las mejoras necesarias en todo el estado.

La simplificación nacionalista de cómo más pagamos más hemos de recibir es una falacia insolidaria y egoísta, es como si los que viven en la Calle Serrano de Madrid o en la Avda. Pearson de Barcelona reclamaran que les devolvieran lo aportado.

Hay un principio izquierdista que es que demanda a cada uno según sus posibilidades y da a cada cual según sus necesidades. Tan simple como eso.
Barcelona, lunes, 03 de diciembre de 2007

1 Comment on "Balanzas fiscales y reparto de la riqueza."

  1. El caballero de la triste figura | 4 diciembre, 2007 en 5:00 pm | Responder

    Un buen análisis sobre BALANZAS FISCALES y REDISTRIBUCIÓN.

    La situción generada por el “cupo” vasco y el “concierto” navarro atenta contra los principios de igualdad y progresividad (art. 31 de la Constitución española de 1.978). Tal es así que la Unión Europea está ojo avizor tras los pasos de este demán amparado por supuestos “derechos históricos”.

    A algunos, quizás, les gustaría volver a los tiempos de los castillos, el señor y los súbditos.

    Como dice un amigo mío “XD”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*